Los diferentes tipos de harina: en qué se diferencian y cómo usar cada una

La harina es uno de los productos que más abunda en las cocinas de todo el mundo. Aunque, claro, harinas hay muchas y no todas son iguales. Algunos tipos de harina son más frecuentes en unas regiones y otros en otras, porque todo depende de qué cereal, legumbre o fruto se obtenga. Y no todos los cereales o legumbres son igual de abundantes o tradicionales en todos los sitios.

La importancia de la harina en la alimentación del ser humano viene desde hace muchos siglos. Es un ingrediente esencial para elaborar pan, alimento que ha formado parte de la dieta de muchos hombres desde tiempos inmemoriales. Pero, actualmente, los distintos tipos de harina forman parte del recetario más común de muchas cocinas. Seguramente, en cualquier casa y restaurante hay, al menos, un tipo de harina vegetal que se usa de un modo común en la cocina.

Tipos de harinas:

Harina de trigo

La harina de trigo es la harina más utilizada. Es la que se usa para elaborar masas dulces, saladas, pero también para rebozar carnes y pescados o para hacer pan.

Las variedades de trigo se apellidan "blandas" o "débiles", si tienen un contenido de gluten bajo, y "duro", "fuerte" o "de fuerza", si tienen un contenido alto de gluten. La harina de fuerza, o harina de pan, es de gluten alto, con un 12% a 14% de contenido de gluten, su masa tiene un tacto elástico que aguanta su forma bien una vez horneada. La harina blanda es comparativamente baja en gluten y por ello resulta en un pan con una textura más fina, quebradiza.​ La harina blanda se clasifica normalmente en harina de pastel, la cual es la más baja en gluten, o harina de pastas, la cual tiene ligeramente algo más de gluten que la harina de pastel.

Harina de maiz

Con ella se suelen elaborar tortillas, empanadas o empanadillas, bizcochos, galletas e incluso pan. También se usa para espesar algunos guisos o salsas.

Entre las características de la harina de maíz destaca su alto contenido en almidón y su ausencia de gluten, lo que la convierte en la aliada principal de las personas celíacas. Se trata, en definitiva, de una harina con muchas posibilidades para nuestras recetas.

Harina de centeno

Otra de las más conocidas es la harina de centeno: Es, con la de trigo, la más utilizada para hacer pan. No se recomienda su uso para repostería porque el centeno aporta un sabor amargo a la masa que, además, resulta pegajosa, lo que hace que su amasado y manejo sea más difícil. En el caso de la harina de centeno, a veces, el grano queda prácticamente entero.

Se carcateriza por tener un tipo de almidón especial: las pentosanas. Las pentosanas son un tipo de polisacáridos que proporcionan mucha viscosidad a la masa. Ello es debido a que posee propiedades en parte solubles en agua, y en parte insolubles; formando un “gel” en la masa de agua y harina.

Harina de cebada

La harina de cebada es una de esas harinas que se utilizan para espesar salsas. También sirve para hacer pan, aunque el resultado es menos esponjoso y más denso. Este tipo de harina contiene muy poca cantidad de gluten y, sin embargo, tiene un alto valor nutritivo lo que la hace muy beneficiosa para el organismo. Se suele mezclar con otros tipos de harina porque tiene poco volumen.

Harina de avena

La harina de avena es ideal para elaborar recetas para celíacos porque no contiene gluten. Esto hace que la masa que se obtiene de este tipo de harina sea menos consistente, por lo que no se puede utilizar para hacer pan. Sin embargo su textura fina y sabor suave la hacen perfecta para la repostería: desde papillas, cremas, galletas o magdalenas y bizcochos.

Esta harina de avena destaca por su alto contenido en antioxidantes que frenan el enranciamiento que por su naturaleza amenaza a todos los alimentos que contienen sustancias grasas en concentraciones apreciables.

Harina kamut

Se trata de una variedad del trigo, de las más antiguas que se conocen. Durante siglos este cereal se dejó de cultivar, hasta que hace unos años un estadounidense decidió rescatarlo del olvido, obnubilado por sus cualidades nutritivas (mayor contenido en proteínas y fibra) y por ser una variedad que no se había sometido jamás a alteraciones genéticas, lo que, por otro lado, lo hace mucho más sensible a enfermedades y adversidades climáticas.

Harina de espelta. 

Otra prima del trigo y con una historia parecida a la anterior: un pasado ancestral (se calcula que se cultivaba hace más de 7.000 años), un episodio de vacío y una reciente recuperación en busca de sus mejores valores nutricionales (comparándola con el trigo común). Tiene un gluten particular, que la hace más difícil de trabajar, pero mucho más digestiva. 

Harina de quinoa. 

Se ha popularizado por su alto contenido en proteínas, aunque este pseudocereal, que ahora han postulado como superalimento, era ya venerado por el pueblo inca por sus magníficas cualidades nutricionales. La harina se puede utilizar para todo tipo de comidas, pero, al no tener gluten, su elasticidad, comparada con el trigo, es peor.

Harina de garbanzos.

Es muy común en la India; aquí en España es poco frecuente en panes y dulces, pero sí en los rebozados, ya que deja una textura y un color muy interesantes, especialmente en las tortillitas de camarones. Es más saciante que la de cereales, pero no se suele utilizar en repostería porque tiene un ligero gusto a garbanzo. A veces se utiliza para sustituir el huevo en las tortillas.

Harina de guisantes. 

Cada vez se habla más de esta harina, que parece estar cogiendo fuerza en la industria alimentaria en la búsqueda de alimentos más nutritivos, sobre todo por su alto contenido en proteínas y sin gluten. El problema de su color verdoso se solventa utilizando la variante amarilla de esta leguminosa.

Harina de lino o de linaza.

Es la proveniente de la molienda de la semilla de lino. Su alto contenido en fibra ha sido el gancho para muchas dietas, ya que contiene más de un 30%. Se puede utilizar como sustituta del huevo en muchas recetas, incluidas las dulces, y son muchos los que la añaden a cucharadas a sus desayunos, en los yogures, en la leche o también en alimentos salados como los purés o los zumos para un aporte extra de fibra.

Harina de almendras

La harina de almendras, como su propio nombre indica, está elaborada a base de almendras. Estas se blanquean para quitar la piel y después se molen hasta obtener una textura fina y suave.

Esta harina puede sustituir a cualquier harina blanca en muchas recetas, sobre todo de dulces. Es más saludable y no tiene gluten. Esto la convierte en un ingrediente perfecto para celíacos o diabéticos. También es interesante su consumo en personas con una dieta baja en carbohidratos o en cualquiera que busquecuidar la salud y alimentación.

Harina de legumbres

Tanto para las personas intolerantes al gluten como para el conjunto de consumidores, las harinas de legumbres se han convertido en una alternativa a las harinas de cereales, a las que pueden sustituir en todo tipo de platos.

Las llamadas harinas de legumbres, por ejemplo, que llevan años utilizándose principalmente en dietas veganas o vegetarianas, están ganando en popularidad entre aquellos que quieren disfrutar de una dieta más sana o sufren intolerancia al gluten.

Un factor muy importante que debemos considerar es el valor nutricional; ya que la harina de legumbres contiene más cantidad de minerales, fibra y proteína que la harina de trigo.

Comparte esta información útil con tus contactos y ayúdanos a que se haga viral!
Compartir en LinkedIN
¡Te interesa!

noticias

Desde el 17 de abril hasta el 2 de mayo se celebra en Madrid Gastrofestival 2021. Estamos ya en la...

recetas

El 'ximo' es una receta típica de Castellón. Este conocido aperitivo es algo similar a una mezcla...

recetas

Para preparar este delicioso postre se pueden usar todo tipo de plátanos, pero mejor si son de...

tendencias

Durante los últimos días se ha creado cierto debate debido a algunos artículos hablando sobre un...

noticias

Las marcas fueron elegidas por una academia compuesta por los principales expertos en vino del...

noticias

Las ventas de la industria del pan, la bollería y la pastelería cayeron más de un 17 % en 2020,...

noticias-empresa

Hoy más que nunca, el mundo necesita el poder de la libertad creativa. Una fuerza capaz de abrir...

noticias

El jamón curado es uno de los alimentos más representativos de nuestra gastronomía y forma parte...

noticias

"Nuestras cocinas no se apagan” es el lema de la Gala de los Soles Guía Repsol 2021, que se...
<< Ver todas las noticias
Los diferentes tipos de harina: en qué se diferencian y cómo usar cada una
Puntuación 4.4/5 - 4 reviews


Noticias
Gastronomic Forum Barcelona aborda el reto de la sostenibilidad en su próxima edición
Gastronomic Forum Barcelona aborda el reto de la sostenibilidad en su próxima edición

Gastronomic Forum Barcelona, que tendrá lugar del 18 al 20 de octubre de...

En España se elabora uno de los vinos más caros y exclusivos del mundo.
En España se elabora uno de los vinos más caros y exclusivos del mundo.

Uno de los vinos más caros y exclusivos del mundo se hace en las...

Ver todas las noticias...
Eventos
Ver todo
Tendencias
En qué consiste la técnica de confitar

La técnica de confitar implica la expansión y se parte de frío, lo cual...

2021: el año del gusano de la harina

El gusano de la harina, Tenebrio molitor, es el primer insecto que ha evaluado...

La miel en la cocina

Las mieles han sido utilizadas en la cocina al menos desde hace 5.000...

Ver todo
Curiosidades
Celebramos el día mundial del queso desgranando algunas de sus curiosidades

El queso es un producto famoso en el mundo entero y que no solo se limita a una...

Técnicas de cocina: Corte Mirepoix

El mirepoix es un término culinario que se refiere únicamente al corte de las...

El 31 de marzo se celebra el Dia Mundial de la Patata

Los conquistadores españoles no se imaginaban que, además del oro, en...

Ver todo
Noticias empresa
EXTREM Puro Extremadura lanza su nueva sobrasada picante BY EXTREM & COSTA DE SALAZAR

EXTREM Puro Extremadura lanza su nueva sobrasada picante, elaborada con las...

Ver todo